La Monastrell

La reina Monastrell y sus nobles cortesanas

Monastrell es una variedad autóctona, de racimo compacto y de grano redondo y pequeño que aparece documentada ya en el siglo XV, aunque su utilización para elaborar los vinos de la zona es sin duda mucho más antigua.

 

La Monastrell da vinos carnosos, de color intenso, complejos y aromáticos. Y es aquí en nuestra tierra, en la que se dan tan especiales condiciones de clima y suelo, donde la Monastrell ofrece todo su potencial.

 

Merlot, Syrah, Cabernet, Tempranillo, Tintorera y Petit Verdot entre los tintos y Verdejo, Macabeo y Airén entre los blancos, son los nobles cortesanos que acompañan a la reina Monastrell en nuestros viñedos.